Tratamiento de conducto

Hace décadas, si un paciente tenía un diente con un nervio enfermo, probablemente perdería ese diente. Hoy, con nuestro equipo de última generación, podemos salvarlo. La mayoría de las veces, un tratamiento de conducto es un procedimiento relativamente simple con poca o ninguna molestia y que implica una o tres visitas a nuestra clínica.

ENG ESP